No seas inhóspito para los extraños, no sea que sean ángeles disfrazados

Escrito por George Whitman, propietario de la librería Shakespeare & Company, hubicada en la orilla izquierda de París 

No mares inhóspito para los extraños

Deje un comentario