El escudo

Kipling 1Los cuadrados, blancos y negros, del escudo significan, cada uno de ellos, los argumentos contrapuestos que se plantea en un razonamiento. El conjunto equilibrado de los cuadros forma el resultado final de un teorema. También la forma ajedrezada alude al juego en sí. Las infinitas variantes en el movimiento de sus piezas, es igual a las infinitas variantes que usa la razón para llegar a un resultado.

El escudo está rodeado por una cadena. Ésta representa el encadenamiento que, mediante la lógica, se llega a una verdad. Verdad resultante que es tan fuerte como el eslabón más débil.

No es casual que la cadena sea circular. La razón no tiene principio ni fin, puesto que todo razonamiento emplea argumentos existentes. La demostración que se aduce en apoyo de algo, será más tarde usada para una nueva evidencia.

Pongamos por ejemplo un árbol: Al razonar sobre la existencia del árbol por deducción llegamos a la conclusión que, si carecemos de la semilla, el árbol no existiría. Pero para que exista la semilla debe existir otro árbol que la produzca. La razón de ser de una estrella es dar vida y luego morir para que nazca otra estrella.
Finalmente el lema “En la Razón me inicié” y el número romano MCMLXVI hacen referencia al año en que por triviales circunstancias comencé a comprender que la razón es el único medio de llagar a la verdad.